Blogia
elblogdeantoniogarcia

LOS QUE PAGAN LA CRISIS

 

Los Datos de un reciente estudio del Observatorio Ocupacional ponen de manifiesto que el 44% de los parados alicantinos tiene un índice de ocupabilidad baja o muy baja, es decir unas menores perspectivas de salir del desempleo, mientras que sólo un 18% tiene una ocupabilidad alta y el 38% media. Esto es que a corto plazo las posibilidades de encontrar trabajo de la mitad de los parados es poco o muy poco.

Quizás sea consecuencia de una sobredimensión de la oferta laboral en tiempo de bonanza y por ende de trabajadores, incluyendo las legiones de trabajadores extranjeros venidos a la voz de los  efectos llamada  al” paraíso laboral español”,por otro lado muy normal, como haria cualquiera en su situación.

Esa sobredimensión en la oferta esta actualmente reflejada en esos datos de demandantes de empleo y protección social, una vez payasada la época dorada.

Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), en el segundo trimestre de este año estaban apuntados a las listas del Inem 4.137.500 personas.

A día de hoy el  gobierno a aprobado  una subida de impuesto con la que pretende recaudar alrededor de 15.000 millones de euros, eso si, para ayudar a los más desfavorecidos (cualquiera rebate eso, de hay el poder de las palabras), y fomentar un nuevo estilo de crecimiento económico, a través no se de que medidas de “estimulo fiscal” e “imposiciones” (Dios que lenguaje!).

Una subida de impuestos que en una primera lectura deja claro que será una subida que soportarán las rentas medias  y bajas en casi su totalidad. Lo curioso es que de los 15.000 millones que se esperan recaudar, tan solo, 430 millones procederán de quien tenga rentas superiores a 90 millones de euros (mira tu que si algún político tiene rentas similares).

En resumidas cuentas, metidos de lleno en una crisis galopante, la solución es subir los impuestos a los que trabajan, esos es creatividad, si señor. No hay que olvidar que existen voces autorizadas dentro del partido del Gobierno, que incluso ven imposible que el gobierno alcance sus objetivos aún subiendo impuestos ( ex-ministro de economía  Carlos Solchaga dixit).

Y hablando de los que trabajan, me referiré a los funcionarios, si esa rara especie que para obtener un puesto de esos “para toda la vida” se tiene que tirar unos añitos preparándose una oposición y luego competir con unos cientos, sino miles, de “compañeros” en busca de ese oscuro objeto de deseo. Y ¿para que? Para conseguir (en las más de las ocasiones) un trabajo por el que percibe menos de los famosos mil euros.Así es, que no se extrañe nadie, amigo lector, y también en épocas de bonanza, donde casi todo el mundo o semejantes a este, están cobrando el doble cuando no el triple de lo que estos perciben en ese “paraíso” que se supone la Administración Pública.

Ya que me ha dado por la prosa descriptiva, y siguiendo con el tema de los funcionarios, daré unos datos que pueden aclarar la cuestión algo más.

Desde el año 1982 hasta la actualidad la pérdida de poder adquisitivo de los funcionarios ha sido más del 40%. Sirva un ejemplo, en 2007 cuando el IPC era del 4´2, las subida al funcionario era del 2 %.

Pues bien, la economía española creció a tasas superiores al 3 % ,por encima de la media europea, más de doce años y ha  existido superávit en las cuentas públicas, pero del funcionario nadie se ha acordado.

Sin embargo, ahora con la famosa crisis, estos adquieren de nuevo un protagonismo no buscado, produciéndoles cierta “culpabilidad” por el hecho de serlo.

Y bien, volviendo con quien paga la crisis y con la subida de impuestos de nuestro gobierno, me pregunto, que es lo que pretende realmente, si igualarnos a todos por abajo, si cargarse a la clase media (ya estamos con la lucha de clases), si crear un estado de fieles subvencionados, o realmente solucionar este embrollo.

Hace poco leía que en España los españoles trabajan 57 días para la Administración Central, 29 días para su Comunidad Autónoma, 11 para su Ayuntamiento y 32 para la Seguridad Social, por consiguiente puede hacer uno la cuenta fácilmente para saber cuando comienza una persona a ganar dinero neto, a mi me sale en Mayo (por eso he preferido siempre letras a ciencias).

La verdad es que las alternativas que tiene el gobierno son pocas.

Un nuevo dato es que comienzan a aparecer síntomas de perdida de confianza en  nuestro país por parte de la inversión extranjera, nos comienzan a ver  como un país poco atractivo para invertir en la actualidad, a pesar de los buenos datos del año pasado en este sentido. A esto unimos que  los grandes patrimonios (no las rentas altas, sino los ricos de verdad) se preparan para huir de la SICAV en el caso de que la próxima fiscalidad les penalice, es decir se marcharían al extranjero, y no tributarían aquí.

Conclusión, o bien se hace una análisis real de la situación o más pronto que tarde pagaremos las consecuencias. Aquí se están asumiendo una serie de cargas y pagos por parte del Estado que no podemos permitirnos, no se puede engañar ni a los españoles, ni a las personas que han estado viniendo a buscarse la vida durante estos años.

Hasta que punto podemos permitirnos convertirnos en la ONG del mundo? ¿podemos permitirnos pagar la educación, sanidad, vivienda, comedores escolares, alimentación de cientos y miles de personas de otros países, además de los que ya existen aquí? Se me podría acusar de cierta xenofobia, o racismo, pero yo lo llamaría, no mirar para otro lado.

Quizás se me entienda mejor si recuerdo lo que ha dicho recientemente el Sr. Rodríguez Ibarra, miembro de Comité Federal del PSOE: “la sanidad pública tiene que ser solo para los españoles” ¿eso es racismo? ¿Es sensatez?, ¿es afrontar una realidad?

Hay que dejarse de tonterías y de política de salón, afrontando en serio el problema, de lo contrario, algo que tanto esfuerzo y sacrificio costo poner en marcha como nuestro estado del bienestar y una amplia clase media desaparecerán como el humo.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres